No hay dinero para la acción social empresarial.

En jaque inversiones publicitarias y la omisiónpara la acción social

Para tener éxito, hay que tener el corazón en su negocio y su negocio en su corazón. -Thomas J. Watson

Una de las objeciones más recurrentes de los empresarios para poner en practica la acción social es asegurar que no hay dinero para llevarla a cabo o que los recursos están destinados para aspectos comerciales, producción u otras inversiones. Ante esta situación citaré siete puntos recurrentes en gastos innecesarios de las empresas que deciden omitir la acción social, sin valorar su importancia.

1. Exposición de la empresa como alfombra roja.
 

La exposición de una empresa como alfombra roja consiste en llamar la atención por sus acciones con un exceso en gastos para dar una imagen social, pero nada más.

2. Costo de proveedores innecesarios.
 

El gasto en proveedores innecesarios como publicistas, mercadólogos y proveedores sale caro al estar enfocados en la apariencia de las acciones productivas, omitiendo la acción social empresarial, la cual puede generar mayor impacto que las campañas publicitarias.

3. Retrasos y multas.
 

Los retrasos y multas, es el resultado de una mala organización al no tener definidas las políticas en manuales de códigos de conducta, así como reglamentos de la acción social y valores. En este sentido, las malas prácticas en actitudes no legales o actitudes poco éticas generan retrasos de diversos pagos como multas de Gobierno y proveedores.

4. Malos empleados o ineficientes.
 

Recordemos que través de la acción socialempresarial podemos hacer una pequeña depuraciónde empleados y poner a los más competentes en las diferentes áreas de la empresa, dejando de lado la colocación de trabajadores con favoritismos de lo contrario se pagaría un alto costo por colocar malos empleados sin tener claridad de lo que busca el departamento de recursos humanos incluyendo la cultura organizacional.

5. Mala logística.
 

Este punto tiene que ver con el compromiso con los la cohesión del equipo de trabajo para ser eficiente y organizado en la logística de productos y/o servicios, pero el evitar la acción social interna al no empujar los valores, se paga con una mala logística.

6. Malos profesionistas en marketing.
 

El contratar agencias de publicidad o de mercadotecnia que ofrecen el posicionamiento de una marca social es de pura apariencia al desconocer el valor de la acción social empresarial con una transformación tanto interna como externa en la empresa, el impacto positivo y el impacto que nos brinda la productividad de hacerlo bien. En este sentido la permanencia de malos profesionistas que ejercen marketing, comunicación o carreras afín, se dedican a campañas publicitarias huecas que solo ofrecen productos y/o servicios.

7. Mala inversión en campañas publicitarias.
 

Otro punto es una mala inversión en campañas publicitarias, ya que a pesar de que puedes atraer más clientes, cuando estos comprueban lo contrario a la acción social se van, al entender que lo que vende la organización es humo, ilusión y mentiras, al no estar viviendo una cultura de Responsabilidad Social.

El problema radica en empresas que aseguran que no hay dinero para la acción social, pero si hay recurso para mal gastarlo.

Conclusión

Si voy aprendiendo lo que es la acción social empresarial, le estoy dando una oportunidad a ser una empresa más productiva, desde el punto de vista social, organizando mis acciones, institucionalizándolas, midiendo su rentabilidad, generando programas e informando todo, para generar más valor de marca social y hacerla competitiva.

 

Fidel Alejandro Reyes

Columna semanal