El valor compartido y la rentabilidad social empresarial en tres pasos

Empresas y sociedad deben unir sus esfuerzos para obtener un beneficio común. – Michael Porter

El concepto de valor compartido según Michael Porter puede ser definido como las políticas prácticas operativas que incrementan la competitividad de una compañía, hablar de este tema, es hablar de un contexto que está sucediendo a las empresas, es la distancia de la empresa con la sociedad, la crisis de marca social y el mundo digital que domina cada día más en redes sociales para bien o para mal. Este panorama muestra con claridad quien es quien, en el tema de la acción social empresarial, pero sobre todo que empresa está aplicando un valor compartido o le está importando la sociedad.

Valor compartido consiste en identificar una oportunidad de negocio, una oportunidad con una propuesta clara realizando una proyección de qué va hacer con la sociedad, es una estrategia con la competitividad. Por eso te brindamos los tres puntos para hacer un valor compartido.

  1. Conciencia

Primero tienes que tomar conciencia de lo que la sociedad, los grupos de interés te están pidiendo para mejorar como empresa. Grupos de interés se entiende a Gobierno, sociedad, clientes y/o proveedores.

  1. Plan de trabajo

Después de que tomas conciencia de la crisis de marca, debes buscar el plan de trabajo para desarrollar prácticas, programas, planes de acción, en el cual tu empresa se pueda vincular de una forma más importante con la comunidad y los grupos de interés.

  1. Medición

 El tercer punto es medir el impacto económico, al evaluar la inversión y el impacto social que tendría tu empresa, teniendo como resultado la rentabilidad social empresarial.

Conclusión

 Finalmente, todo empresario debe considerar lo importante que es aplicar el valor compartido ya que, si mantenemos la distancia entre tu empresa y la sociedad en las cuestiones de interés público, tu marca social o reputación caerá al igual que las acciones, consumo, servicios y/o producción, porque al final nadie se quiere quedar con una marca fría y lejana.

El mundo digital está creciendo a la velocidad de la luz, lo que implica un reto mayor de que tu empresa no solamente muestre mercadotecnia que hace o realiza diversas actividades, sino que vaya a la profundidad de la materialidad o de la vinculación con sus grupos de interés que en este caso es sociedad y clientes.

 

 

Fidel Reyes

Fidel Alejandro Reyes

Columna semanal